Magazine 30 (ES), Stories (ES)

Rolando Galindo

Audio Track

Por Maybel Elena Martínez Rodríguez

El artista crea sus propios mitos, el más importante de estos es el mito de sí mismos.

José Luis Cuevas

El arte contemporáneo esgrime como tendencia discursiva, formal o estética al archivo. Lugar común, en múltiples producciones, que lo pondera como paradigma o metáfora para acercarse al conocimiento histórico y recurrir a formas de memoria colectivas e individuales. Rolando Galindo a través varias de sus series sustenta sus cuestionamientos creativos en la figura del archivo. 

Un archivo que se aleja de lo patrimonial, del objeto encontrado, de la reliquia museográfica o institucional celosamente guardada para sustentarse en un registro sonoro captado mediante entrevistas secuenciales. Este material documental es la base sobre la cual evoluciona cada una de sus series. Galindo se trasforma en el ente que ha de discriminar a través de procesos de síntesis e interpretación, qué elementos formarán parte del corpus visual y qué codificación empleará. En Sospecha de exclusión y Sacerdocio del placer desacraliza figuras cimeras del arte cubano a través de lo intimista, su codificación se aleja de la praxis ya extendida en el campo artístico que subvierte o simula el lenguaje de los maestros. 

Sospecha de exclusión se sustenta en diálogos con artistas ya consagrados en el circuito artístico cubano. ¿Ser bueno te hace vender o vender te hace bueno?, es la interrogante formulada. La pregunta no busca una verdad absoluta, ni una definición sobre mercado y éxito, o un consenso general. Su intención es aproximarse a un terreno de la praxis donde muchos deciden no emitir opiniones, un pacto de silencio informalmente decretado. El mercado y su burbuja especulativa que ametralla el campo artístico en la búsqueda constante de nuevos talentos; la creciente presencia de artistas cubanos en museos, subastas, ferias y galerías internacionales; las tasaciones y record de ventas donde se ha alcanzado las seis o siete cifras, la cobertura mediática en prestigiosas revistas; los factores operacionales y de marketing latentes en la institucionalidad cubana y los procesos legitimadores son algunos de los puntos recurrentes en estas grabaciones.

La barra de sonido visualizada al reproducir el archivo sonoro, se transforma en la matriz de citación en la superficie pictórica empastada por superposición. El resultado final es un circuito cerrado donde se alinean cada una de las piezas construyendo una sinfonía visual del registro, con variaciones cromáticas. Cada autor según la paleta que define su línea de trabajo precisa los dos colores que lo representarán. La acotación genera un proceso referencial hacia el creador, autentificado por el medio artístico. 

Sacerdocio del placer desemboca en piezas de vocación abstracta cuya operatoria estética está determinada por la intencionalidad del gesto. La serie supone una demarcación/continuidad hacia Sospecha. El archivo, esta vez, es empleado para relacionar y procesar si existe una paleta cromática que defina al arte cubano contemporáneo. Resultado de este análisis pudieran catalogarse al rojo, azul, negro y blanco como los colores del éxito. Se asume entonces esta selección para la producción de cien cuadros de pequeño formato que suponen una postura de reverencia hacia el paradigma. La experiencia visual del conjunto se desvía del precedente y se coloca como objeto autosuficiente, un guiño paródico que emplaza más como pretexto que como finalidad el antecedente archivístico.

Rolando Galindo en su obra establece una relación con la historiografía y su organicidad generando acervos documentales e investigativos. El proceso analítico dilucida un vasto campo semántico que subvierte la tradición al cuestionar el concepto de autoría. En Sospecha de exclusión la firma que ostentan los lienzos es la del entrevistado, sin más referencias de autor. Rolando utiliza los mecanismo falsificadores imperantes en la praxis para convertirlos en su propio medio expresivo y generar un debate en torno a idea/concepto/creatividad vs técnica/realización/material. Las obras traspasan la condición irrepetible de la obra de arte –su aura– para adentrarse en el terreno de la reproductibilidad y la serialización.

Sospecha de exclusión y Sacerdocio del placer exploran la relación entre el archivo y su codificación sensible en el terreno artístico a través de la pintura. Las entrevistas se erigen como evidencias fragmentarias del devenir artístico de muchos creadores, su éxito, legitimación y métodos formales. Las series establecen una conexión ineludible con el contexto cubano para entrar en conflicto con él desde cuestionamientos referentes a autoría, originalidad e individualidad. Las obras son concebidas como un acto creativo colectivo sentenciado por los criterios del “el otro”. De esta manera cada una de las producciones incluidas es contaminada con valores externos en su concepción primaria. Arte y archivo son un binomio que se consolida en la poética de Rolando Galindo.

Rolando Galindo
Rolando Galindo
Rolando Galindo
previous arrow
next arrow